Diorama. Suplemento cultural de Excélsior

 

Diorama comenzó como sección cultural, dominical, del periódico Excélsior. Su formato inicial fue a ocho columnas. Se publicó por vez primera, con este nombre, el domingo 4 de diciembre de 1949. La numeración de Diorama correspondió siempre a la del periódico; no tuvo numeración propia.

Presentó información referida al mundo de las artes y letras en México y el extranjero, además de noticias alrededor de acontecimientos como conciertos, exposiciones, presentaciones de libros, premios, homenajes. Tuvo una sección dedicada a la música y otra a las artes plásticas. Como sección cultural del periódico, no presentó Consejo de redacción independiente.

El 19 de enero de 1969 comienza el nuevo formato y se presenta de manera independiente del resto del periódico. El tamaño es tabloide y cuenta con 14 páginas. Presenta una portada discreta, con diseño e ilustraciones, y con los nombres de los colaboradores al frente.

Diorama se convirtió en el órgano de difusión de la cultura del periódico. Incluyó además de temas de artes y letras, ensayo sociológico, antropológico e histórico. En esa época surgió una columna que permanecería dos años: “Guía crítica de artes plásticas”, la cual apareció sin rúbrica y dejó de incluirse desde el número del 14 de febrero de 1971. Eventualmente se publicaba la sección “La plástica activa”, a cargo de Enrique F. Gual. Se incluye una columna con comentarios sobre escritores, publicaciones y todo tipo de información alrededor del mundo cultural. Se combinó fotografía con anuncios publicitarios e ilustraciones.

En los años 60, Diorama incluyó, en el mes de enero, una sección dedicada a la presentación de los libros publicados durante el año anterior. Esta sección estuvo a cargo de María Elvira Bermúdez, asidua colaboradora del suplemento.

En el número del 11 de enero de 1970, aparece por vez primera un directorio propio. En un recuadro, colocado en páginas interiores, se lee el nombre del Director general del periódico, Julio Scherer y el del responsable de la edición, Pedro Álvarez del Villar. Las portadas serán generalmente del caricaturista peruano Oswaldo, y eventualmente aparece alguna de José Luis Cuevas.

En cada entrega se incluyeron traducciones, ensayos literarios, poesía, cuento breve, crónica y ensayo sobre artes plásticas y música, además de comentarios sobre publicaciones y escritores.

Al llegar Julio Scherer a la dirección de Excélsior, el periódico adquirió gran renombre. Fue la iniciativa de periodismo independiente más importante de la época. Diorama conservó sus características de apoyo al periódico como suplemento cultural, pero también aquí se sintieron los favorables cambios. El interés por difundir la obra de connotados escritores nacionales y del extranjero creció y Diorama fue importante apoyo para el diario. A partir del número 12 de agosto de 1973, aparece Ignacio Solares como responsable de edición. No hubo cambio de formato o diseño durante este nuevo periodo; conservó sus características formales esenciales.

Con la salida de Scherer de Excélsior, en julio de 1976, Ignacio Solares dejaría la responsabilidad de Diorama. A partir de enero de 1977, Magdalena Saldaña fue la nueva encargada del suplemento.

Diorama dejó de existir el 3 de octubre de 1982. Dos años transcurrirían para que Excélsior instalara un nuevo suplemento, sin continuidad del anterior, llamado El Búho, que permanece hasta 1998



MIEMBROS INTEGRANTES
Este visor fue inspirado por el que desarrolló E-Algorab en la Academia Mexicana de la Lengua.
OBRAS RELACIONADAS TEMÁTICA O FORMALMENTE


DIORAMA. SUPLEMENTO CULTURAL DE EXCÉLSIOR

México
Fundación: 1949
a   1982
México,  Distrito Federal

BIBLIOGRAFÍA RELACIONADA

Miembros Integrantes:
Scherer García, Julio
Director
Solares, Ignacio
Director