Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA)

  El 7 de diciembre de 1988, por decreto presidencial, fue creado el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CNCA), como “un órgano administrativo desconcentrado de la Secretaría de Educación Pública (SEP)* que ejerce las atribuciones que en materia de conservación, promoción y difusión de la cultura y las artes corresponden a la citada secretaría”. Así la SEP transfirió a la nueva institución unidades administrativas, personal, infraestructura, material, documentos y recursos anteriormente adscritos a la Subsecretaría de Cultura, la cual quedó disuelta.

El Consejo pretende alentar la participación de la comunidad artística e intelectual en la formulación y ejecución de las políticas culturales del país. Se propone la coordinación de las acciones de sedes administrativas en instituciones públicas, centralizadas y paraestatales, que desempeñan funciones en este campo, inclusive a través de los medios audiovisuales de comunicación.

El Consejo integra varias Direcciones Generales: de Bibliotecas, de Publicaciones, de Culturas Populares, de Promoción Cultural del programa cultural de las Fronteras y de Administración, así como la Unidad de Comunicación Social. El Consejo coordina al Instituto Nacional de Antropología e Historia, al Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBA)*, Radio Educación, al Fondo de Cultura Económica (FCE)*, al Instituto Mexicano de Cinematografía, al Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías, a la Compañía Operadora del Centro Cultural y Turístico de Tijuana, Educal y el Festival Internacional Cervantino*. Además, tiene bajo su responsabilidad diversos proyectos estratégicos, como el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA)*, la Comisión Nacional para la Preservación del Patrimonio Cultural, la Biblioteca de México*, los Programas de Descentralización de los Servicios Culturales, el Programa Cultural Tierra Adentro*, y la revista Memoria de Papel*.

Los objetivos generales del CONACULTA son proteger y difundir el patrimonio cultural y promover el estímulo y la creatividad artística. Para ello se sirve de numerosos programas de impulso, conservación, actualización, difusión de valores artísticos y crea condiciones para promover becas y estímulos de alto nivel, y apoya directamente la realización de proyectos culturales. Establece sistemas de estímulos que incluyen la premiación y la difusión de obras; fomenta una situación de igualdad para favorecer la creación en todo el país; crea talleres y centros regionales de cultura, e intenta reestructurar la educación artística, especialmente en el nivel profesional. 

El CONACULTA se ha abocado a seis programas principales de trabajo: Preservación y Difusión del Patrimonio Cultural Nacional, Aliento a la Creatividad Artística y la Difusión de las Artes, Desarrollo de la Educación y la Investigación en el Campo de la Cultura y las Artes, Fomento del Libro y la Lectura, Preservación y Difusión de las Culturas Populares, Fomento y Difusión de la Cultura a través de los Medios Audiovisuales de Comunicación.

En lo que completa la literatura, el Programa de Aliento a la Creatividad Artística y a la Difusión de las Artes a través del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, crea mecanismos para facilitar el financiamiento al escritor, así como a la investigación literaria.

Asimismo, se creó el proyecto de Promoción y Difusión Cultural. Posteriormente, se abrió el Fideicomiso para la Cultura y Programa de Intercambio de Residencias México-Estados Unidos, con el fin de fomentar las relaciones interculturales. Se instalaron también los programas de Fomento a Proyectos y Coinversiones Culturales, Becas para Escritores en Lenguas Indígenas y el Sistema Nacional de Creadores de Arte (SNCA)*, mecanismos para otorgar estímulos financieros.

Otro programa del CONACULTA directamente relacionado con la literatura es el de Fomento del Libro y la Lectura, que tiene como objetivos formar el gusto por la lectura, promover la industria editorial y procurar un sistema eficaz para la distribución de libro.

La política editorial del CONACULTA se definió ante las necesidades fundamentales: continuar una labor editorial de tradición y llevar a cabo un programa que reconceptualizara al libro frente a los medios de comunicación. Para esto, se ha realizado la investigación y diagnóstico del gusto lector en el país, con miras a diseñar estrategias específicas de difusión dirigidas a los diferentes sectores de la población, considerando edades y niveles socioeconómicos. Otra acción ha sido la de fomentar en las bibliotecas públicas el proyecto denominado “Mis vacaciones en la biblioteca”. También se pretende el fomento editorial, así como la optimización en la distribución de libros.

En el programa de Fomento del Libro y la Lectura interviene en la Dirección General de Publicaciones, la Dirección General de Bibliotecas, el Fondo de Cultura Económica y la Biblioteca de México.

Por otro lado, el CONACULTA cuenta con un organismo descentralizado, EDUCAL, cuyo objetivo es la comercialización y distribución de las publicaciones del gobierno. Desde 1982 hasta 1986 las Librerías que luego pertenecían a dicho organismo vendieron material didáctico. En 1987 se reabren para vender material bibliográfico. Hasta 1998 Librerías Educal, continuadoras del proyecto “Correo del Libro” tienen once sucursales en la ciudad de México, entre las cuales cabe destacar la central, en Av. Ceylán no. 450, la del Palacio de Bellas Artes, la de la Cineteca Nacional, la del Palacio Legislativo, la del Centro Nacional de las Artes, la del Centro Cultural Ollin Yoliztli y la del Aeropuerto Internacional Benito Juárez.




Difusión
CONSEJO NACIONAL PARA LA CULTURA Y LAS ARTES (CONACULTA)

México
Fundación: 07 de diciembre de 1988
a   16 de diciembre de 2015
México,  Distrito Federal
Url: www.conaculta.gob.mx/


BIBLIOGRAFÍA RELACIONADA
 
 

Catálogo editorial:

Direcciones del CONACULTA que editan libros o que han creado colecciones editoriales de o sobre literatura: