Xavier Villaurrutia


11 ene 2016 / 09:54

Nació en la ciudad de México el 27 de marzo de 1903; murió el 25 de diciembre de 1950. Poeta, ensayista, narrador y dramaturgo. Estudió teatro en la Universidad de Yale, becado por la fundación Rockefeller. Fue cofundador del grupo teatral Ulises; profesor de la UNAM; jefe de sección de teatro del Departamento de Bellas Artes; director, con Salvador Novo, de Ulises. Miembro del grupo de Los Contemporáneos. Tradujo a Andre Gidé, William Blake, Anton Chéjov, Jules Romains y Lenormand. Guionista coautor de Vámonos con Pancho Villa, Cinco fueron escogidos, La mujer de todos. Autor de los guiones El espectro de la novia, La mujer sin cabeza, Distinto amanecer, La mujer legítima. Colaboró en Contemporáneos, El Hijo Pródigo, Examen, y Letras de México. Premio del Concurso de las Fiestas de Primavera 1948 por Canto a la primavera y otros poemas.



Alejandro Ortiz Bulle
2007 / 03 ago 2017 / 19:34

Nació y murió en la Ciudad de México. Estudió jurisprudencia. Junto con Salvador Novo y otros destacados poetas formó el grupo Contemporáneos (1926-1931), que renovó parte del lenguaje de la poesía mexicana de entonces. Con ellos fundó la revista Ulises y después el Teatro de Ulises (1928), uno de los movimientos renovadores del teatro mexicano. En 1936 es becado por la Fundación Rockefeller para estudiar arte dramático en la Universidad de Yale, estudios que comparte con Rodolfo Usigli. Fue jefe de la sección de teatro del Departamento de Bellas Artes. Su obra poética es una de las más importantes de la poesía mexicana del presente siglo. Destacan Reflejos (1926), Nocturnos (1931), Nocturno de los ángeles (1936), Nocturno mar (1937), Décima muerte y otros poemas no coleccionados (1942) y Canto a la primavera y otros poemas (1948). Su obra poética, ensayística y dramática se encuentra reunida en un tomo titulado Obras (1953) publicado por el Fondo de Cultura Económica.

Obra dramática: Parece mentira (estrenada en 1933 y publicada en 1934), ¿En qué piensas? (1938), Ha llegado el momento (1938, estrenada en 1939), Sea usted breve (1938), El ausente (1943, estrenada en 1951), La hiedra (1941, estrenada en 1942), El yerro candente (1944, estrenada en 1944), La mujer legítima (publicada en 1943 y estrenada en 1942); El pobre barba azul (publicada en 1948 y estrenada en 1947), Invitación a la muerte (1944, estrenada en 1947), El solterón (1945), La mulata de Córdoba (publicada en 1948 y estrenada en 1936 en la revista teatral Upa y Apa), Juego peligroso (estrenada en 1950), La tragedia de las equivocaciones (1950, estrenada en 1950).



José Luis Martínez
1995 / 02 ago 2017 / 13:37

Si Carlos Pellicer es el poeta de los sentidos y José Gorostiza el de la inteligencia, Xavier Villaurrutia (1903-1950) es el poeta de los sentidos contemplados a la luz fría, nocturna, de la inteligencia. El amor, la noche y la muerte, los grandes temas de su poesía, nacen del testimonio de los sentidos, pero se vuelven angustiosos y trágicos cuando los ha desnudado la inteligencia. El surrealismo prestó a Villaurrutia no pocos de sus recursos para expresar el drama de estas presencias desoladas. Literariamente, puede considerarse a sus poemas herederos del “nocturno” modernista —según lo crearon José Asunción Silva y Rubén Darío, por ejemplo—, forma que Villaurrutia enriqueció con su aguda sensibilidad poética, mudando, al mismo tiempo, los lamentos y la pasión de sus antecesores por una árida amargura. Poeta de obra breve e intensa elaborada hasta la perfección, Villaurrutia supo dar a sus hallazgos la máxima tensión expresiva. Disponía las palabras de sus poemas como las piezas justas de una máquina, consciente hasta el exceso del valor poético de cada una de ellas. No era pues, su fuerte la inspiración, acaso porque su lucidez le impedía confiarse a esos transportes. Su lección para los nuevos poetas es de rigor verbal y de maestría; su legado, un corto número de poemas emocionantes e intachables. Reflejos (1926), Nostalgia de la muerte (Buenos Aires, 1938; 2a. ed. aumentada, 1946) y Canto a la primavera y otros poemas (1948) son sus libros poéticos esenciales.

Xavier Villaurrutia cultivó además, la prosa narrativa, el drama y el ensayo, con el mismo afán de perfección que muestra su poesía. Su único relato publicado (Dama de corazones, 1928) es obra de juventud y confiesa las lecturas e inquietudes que lo absorbían entonces. Su obra dramática se inició con algunas piezas breves, que nombró más tarde Autos profanos (1943), ingeniosos juegos de retórica dramática que, tras de su intriga sutil, revelan al poeta; en sus nueve obras posteriores —entre las que sobresalen La hiedra (1941), Invitación a la muerte (1944) y El yerro candente (1945)— Villaurrutia prefirió abandonar aquellas huellas líricas sustituyéndolas por análisis psicológicos y de conflictos morales.

Como ensayista y crítico encuentra de nuevo la fortuna que presidía su obra poética. Su estilo sobrio, agudo, intencionado, muestra la frecuentación de la prosa francesa que le enseñó claridad, elegancia y concisión. Sus estudios constituyen, en su mayoría, aportaciones destacadas; así por ejemplo el dedicado a López Velarde o las brillantes páginas sobre el teatro y la pintura que, junto con otros ensayos y trabajos de crítica, reunió en Textos y pretextos (1940).

Villaurrutia cuidó buenas ediciones de los Sonetos (1931) y Endechas (1940) de Sor Juana Inés de la Cruz; hizo selecciones con prólogo de la poesía de López Velarde (1935), de Efrén Rebolledo (1939) y de Jaime Torres Bodet (1950); prologó, y en ocasiones tradujo, textos de Blake, Gide, Valéry, Rilke, Pirandello, Morand, Nerval, Giraudoux y Rostand; y colaboró en la selección y prologó la notable antología Laurel (1941). De sus cartas, se han publicado las que dirigió a Salvador Novo en 1935 y 1936 (1966) y a Eduardo Luquín, en 1925 y 1926 (1970). También escribió Crítica cinematográfica (1970), en la revista Así, de México, en 1941-1943, editada por Miguel Capistrán. El conjunto de los escritos de Xavier Villaurrutia se reunió en Obras (1953 y 1966), con prólogo de Alí Chumacero, recopilación de textos por Capistrán, Chumacero y Luis Mario Schneider y bibliografía por este último. Octavio Paz escribió una hermosa evocación de Villaurrutia e hizo una selección de su obra en Antología de XV (1980).



Seudónimos:

  • El pez que fuma

Catálogo de seudónimos, anagramas, iniciales y otros alias usados por escritores mexicanos y extranjeros que han publicado en México, de María del Carmen Ruiz Casañeda y Sergio Márquez Acevedo (México: Universidad Nacional Autónoma de México / Instituto de Investigaciones Bibliográficas [Instrumenta Bibliographica; 6], 2000).

VIDEO


AUDIO

 
 
  • Xavier Villaurrutia. Poemas

    Lectura a cargo de: Guillermo Henry
    Estudio de grabación: Radio UNAM
    Dirección: Eduardo Ruiz Saviñón
    Música: Alonso Arreola / Orquesta Sinfónica de Minería
    Operación y postproducción: Francisco Mejía / Cristina Martínez
    Año de grabación: 2012
    Género: Poesía
    Temas: Xavier Villaurrutia (Ciudad de México, 1903-1950). Escritor, poeta, dramaturgo, guionista y crítico literario. Realizó estudios de teatro en el Departamento de Bellas Artes y en la Universidad de Yale, becado por la Fundación Rockefeller. Junto con Carlos Pellicer Cámara, Jaime Torres Bodet, José Gorostiza y Jorge Cuesta, entre otros, formó el grupo Los Contemporáneos. Aficionado al arte dramático e importante promotor del teatro experimental en México, fundó el Teatro Ulises y el Teatro de Orientación, así como la revista Ulises, junto con Salvador Novo. Tradujo la obra de autores como William Blake y Anton Chéjov. Es autor de los libros de poesía Reflejos (1926), Nocturno mar (1927), Nostalgia de la muerte (1939), Décima muerte y otros poemas no coleccionados (1941) y Canto a la primavera (1948). También escribió obras de teatro como Parece mentira (1934), ¿En qué piensas? (1938), La hiedra (1941) y El solterón (1950), entre otras. Dama de corazones (1928), su única novela, forma parte del acervo disponible en este sitio (www.descargacultura.unam.mx). Sobre la vida y obra de Villaurrutia, Octavio Paz destaca su personalidad multidisciplinaria, cuestión que justifica su escasa producción poética que comprende tan sólo “una décima parte de su obra”. Las doce piezas que se reproducen a continuación en voz de Guillermo Henry, pertenecientes en su mayoría a Nostalgia de la muerte (1939), son un ejemplo del universo de quien describe los dolores propios de una existencia sensible afectada por la ausencia, la soledad, el vacío, la distancia, la muerte y el amor. Es por ello que la escritora Beatriz Espejo reconoce en Villaurrutia un estilo inconfundible “que trasmitió la idea de que el género humano debe sufrir calvarios purificadores”. Por otra parte, sobre la originalidad lúdica del autor, el también poeta Jorge Cuesta comentó: “es el primero que trata de construirse un lenguaje propio, a partir de los juegos de palabras, antes de él nadie emplea tal desconfianza artística en la elaboración de su estilo”. Agradecemos la colaboración musical de Alonso Arreola y de la Orquesta Sinfónica de Minería. D.R. © UNAM 2015
  • Xavier Villaurrutia. Dama de corazones

    Lectura a cargo de: Juan Stack
    Estudio de grabación: Universum. Museo de las Ciencias
    Dirección: Eduardo Ruiz Saviñón
    Música: Juan Pablo Villa
    Operación y postproducción: Cristina Martínez
    Año de grabación: 2012
    Género: Narrativa
    Temas: Xavier Villaurrutia (1903-1950), escritor. Estudió en la Escuela Nacional Preparatoria, posteriormente realizó estudios de teatro en el Departamento de Bellas Artes para luego trasladarse a la Universidad de Yale, becado por la Fundación Rockefeller, para profundizar sus estudios sobre arte dramático. Aunque es más conocido por su obra poética, Villaurrutia también cultivó la narrativa y el género dramático. Junto con Carlos Pellicer Cámara, Jaime Torres Bodet, José Gorostiza y Jorge Cuesta, entre otros, formó el grupo Contemporáneos que ofreció una renovada visión del arte en el México de la post revolución. Entre sus obras se encuentran los libros de poesía Nocturnos, Nostalgia de la muerte y Cantos a la primavera, entre otros, las obras de teatro Autos profanos, Invitación a la muerte y Tragedia de las equivocaciones, además del guión para la ópera La mulata de Córdoba. Dama de corazones es la única novela conocida de Xavier Villaurrutia, publicada en 1928 en la revista Ulises, dirigida por el mismo Villaurrutia al lado de Salvador Novo. El relato sorprende por su lirismo y su focalización en la vida interna de los protagonistas, en un momento en el que la narrativa nacional abrevaba de hechos y personajes históricos. En Dama de corazones hay una “exploración minuciosa de un yo poético, el del mejor Villaurrutia, que debió gran parte de su contorno definitivo a su ejercicio narrativo”, apunta Rosa García Gutiérrez en su ensayo La novela corta. Una biblioteca virtual. Agradecemos la colaboración musical de Juan Pablo Villa. D.R. © UNAM 2013



 
 
Foto: Fondo Xavier Villaurrutia | CNL-INBA
Foto: Fondo Xavier Villaurrutia | CNL-INBA

Xavier Villaurrutia

Autor(a)

 

27 de marzo de 1903
Ciudad de México
25 de diciembre de 1950
Ciudad de México

Obra en dominio público: 1981

Derecho de autormostrar

Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos

Ley Federal del Derecho de Autor de 1947 (20 años)

Ley Federal del Derecho de Autor de 1956 (25 años)

Ley Federal del Derecho de Autor de 1963 (30 años)


OBRA PUBLICADA


BIBLIOGRAFÍA RELACIONADA

Institución (es):
Ulises. Revista de curiosidad y crítica
Fecha de ingreso: 01 de mayo de 1927
Fecha de egreso: 29 de febrero de 1928
Editor

La Falange. Revista de Cultura Latina
Fecha de ingreso: 01 de diciembre de 1922
Fecha de egreso: 01 de octubre de 1923
Redactor

El Hijo Pródigo. Revista Literaria
Redactor