Enciclopedia de la Literatura en México

Guillermo Prieto

Ángel Muñoz Fernández 1995 / 07 ago 2017 11:49

Guillermo Prieto [Pradillo] nació en 1818 y murió en 1897 en la Ciudad de México. Poeta, escritor, político y periodista. Quedó huérfano a los 13 años y trabajó en una tienda de ropa hasta que, bajo la protección de Andrés Quintana Roo, pudo estudiar en el Colegio de San Juan de Letrán. Fundó, junto con los hermanos Juan Nepomuceno y José María Lacunza y Manuel Tossiat Ferrer, la Academia de Letrán. Diputado y Ministro de Hacienda con Juárez. Poeta popularísimo y periodista fecundo. Como periodista colaboró en El Siglo Diez y Nueve, El Monitor Republicano, Don Simplicio, El Diario Oficial, El Semanario Ilustrado.


Notas: El Consejo Nacional para la Cultura y las Artes inició en 1992 la edición de sus obras completas.


Guillermo Prieto, el “Fidel” amado del pueblo, escritor que procede de la tradición de Lizardi, desmañado y prosaico “por convicción”, suerte de Béranger mexicano, pintor de los consabidos “charros” y “chinas”, nos ha dejado libros de memorias, viajes, lecciones de historia mexicana y de economía política (pues este campeón de las luchas liberales acabó en maestro de la Escuela Preparatoria), y el torrente de sus versos costumbristas en su Romancero nacional y su Musa callejera. Quiso crear, sin tener suficiente materia para ello, pues tales elaboraciones suponen muy larga preparación histórica, algo como la épica de las luchas “insurgentes”. Su sentimiento nacional, su ternura para todos los rasgos y anhelos del pueblo, son conmovedores. Sin ser un especialista en asuntos de derecho público, sus intervenciones cuando se redactaba la Constitución de 1857 impresionan por su buen sentido y su entendimiento de los problemas sociales. Sus Memorias de mis tiempos se dejan leer con encanto. De él dijo Sánchez Mármol: “Lírico en la poética, lírico en el periodismo, lírico en la tribuna parlamentaria, lírico como viajista, como historiógrafo y hasta como hacendista y maestro de economía política… por entre sus manos pasó todo el Pactolo de la desamortización sin que se le pegara un grano de oro.” Pues hay que saber que fue Ministro de Hacienda, y perteneció, con Ignacio Ramírez, a la guardia de bronce de Benito Juárez, la escuadra de varones que salvaron a la República y al país, cuando nuestra nacionalidad estuvo a pique de perderse bajo el intento imperial de Maximiliano. 


Nació en la ciudad de México el 10 de febrero de 1818; muere el 2 de marzo de 1897. Poeta. Periodista, orador, político, profesor, historiador y economista. Estudió en el Colegio de San Juan de Letrán bajo el auspicio de Andrés Quintana Roo. Publicó sus primeros versos en papeles impresos y pegados en las puertas de las iglesias. Colaboró en La juventud literaria; El renacimiento; La Orquesta, El Semanario Ilustrado. Socio honorario de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística. Impartió conferencias en la escuela de jurisprudencia de la ciudad de México. Fundador de la Academia de Letrán, junto con sus compañeros del colegio, Juan N. Lacunza y Manuel Toniat Ferrer. Secretario particular del presidente Anastasio Bustamante quien lo nombró redactor del Diario oficial; colaboró en El Siglo XIX durante 53 años con crítica literaria, y entre 1843 y 1844 en la revista El Museo Mexicano, que más tarde se llamó Revista Científica y Literaria de Méjico, y en El Monitor Republicano. Junto a Ignacio Ramírez creó el periódico satírico D. Simplicio, Periódico Burlesco, Crítico y Filosófico, por unos Simples, de diciembre de 1845 a abril de 1846. Sesionó en la cámara de Diputados y en la de Senadores. Fue Administrador General de Correos en 1856, y creó un nuevo reglamento para el servicio postal mexicano (la persona que recibía la carta dejó de pagar el porte). En 1856 fue electo diputado por el estado de Puebla y en lo sucesivo representó varios estados. Colaboró en el gobierno de Juárez como Ministro de Hacienda y fue uno de los encargados en aplicar las Leyes de Reforma. En 1862 fundó La Chinaca, y en 1863 El monarca, ambos periódicos satíricos; fue director del Periódico Oficial del Gobierno Constitucional de la República del gobierno de Juárez. De 1866 a 1867 se exilió en Texas. En 1884 participó en la fundación de la sociedad literaria de El Liceo Hidalgo, y en la revista del mismo nombre. Escribió obras de teatro, como El alférez, comedia de 1840, Alonso de Ávila de 1842, A mi padre, La novia del erario y Patria y honra. En 1890 ganó el concurso del poeta más popular de México por arriba de Salvador Díaz Mirón y de Juan de Dios Peza. En el libro de los quince (o Apuntes para la historia de la guerra entre México y los Estados Unidos) quince colaboradores, entre ellos Prieto, escribieron sobre esta guerra. En 1855 hizo el Apéndice para el Diccionario universal de historia y de geografía. La unam y el Conaculta han publicado y reeditado diversos libros del autor.


Seudónimos:

  • Don Simplicio
  • Fidel



Video

Audio