Enciclopedia de la Literatura en México

Gregorio Torres Quintero

Nació en Colima, Colima, en 1865 y murió en la Ciudad de México en 1934. Profesor normalista, dirigió diversos centros de enseñanza y fue inspector general de educación del estado. Inventó el sistema onomatopéyico para la enseñanza de la lectura y la escritura, de amplia difusión en todo el país. Declarado Benemérito del Estado en 1936.

Ada Aurora Sánchez
30 ago 2019 18:23

Gregorio Torres Quintero nació el 25 de mayo de 1866 en Colima, Colima, y murió el 28 de enero de 1934 en la Ciudad de México. Hijo de Ramón Torres e Ignacia Quintero, fue un niño de extracción humilde que cursó sus primeros estudios en la Escuela del Progreso, bajo la tutoría del profesor Francisco Pamplona. Luego, por recomendación de éste, se inscribió en el Liceo de Varones, de la ciudad de Colima, donde se impartía educación secundaria y se preparaba a los jóvenes que deseaban dedicarse al magisterio. En esta institución, Torres Quintero realizó sus estudios entre 1881 y 1882. Tuvo como compañeros al poeta colimense Balbino Dávalos, figura de importancia para el modernismo y el decadentismo en México.

En 1883 se graduó como preceptor de primer orden. Un año después, ocupó la cátedra de Matemáticas en el Liceo de Varones, en sustitución de su mentor Pamplona, según expone Genaro Hernández Corona en Gregorio Torres Quintero (1866-1934), la primera biografía de este pedagogo y escritor colimense.

Torres Quintero fue director de la escuela primaria del puerto de Manzanillo a partir de diciembre de 1884 y hasta 1887, año en que, gracias a su labor pedagógica, el gobernador de Colima, Gildardo Gómez, le otorgó una beca para estudiar en la Escuela Normal de la Ciudad de México, institución de la que se graduó como profesor de instrucción primaria en 1891. En la Normal recibió clases de Ignacio Manuel Altamirano, José María Contreras, Miguel E. Schulz, Luis E. Ruiz, Alfonso Herrera y Federico Delezé, entre otros profesores.

Desde sus estudios en el Liceo de Varones, Torres Quintero dio muestras de sus inquietudes literarias y periodísticas. Así, fundó La Juventud, Ecos de la Escuela y después, con Severiano Guzmán, La Educación Moderna; asimismo, dirigió La Educación Contemporánea, publicación colimense donde difundió sus ideas docentes de vanguardia, y La Enseñanza Primaria, órgano de los normalistas de la capital del país (primera década del siglo xx). Poemas y artículos suyos aparecieron en el Periódico Oficial El Estado de Colima y en Ecos de la Costa (Colima), así como en publicaciones de la capital del país, como El Renacimiento (segunda época), La Enseñanza Objetiva, El Correo de las Señoras, El UniversalEl Nacional y El Diario del Hogar, y la revista Yucatán Escolar, de Mérida.

En 1893, Torres Quintero fue nombrado inspector de instrucción pública en su estado natal. En esa nueva encomienda impulsó la educación laica, la apertura de escuelas modelo y la reforma escolar, que promovió la formación de saberes prácticos ligados directamente a la experiencia vital del educando. Esta labor le valió ser invitado a ingresar como oficial segundo a la Dirección General de Instrucción Primaria de la Ciudad de México (de la cual más tarde ocupó la titularidad), por disposiciones del ministro de Justicia e Instrucción Pública, Joaquín Baranda. Además, en calidad de funcionario público, Torres Quintero asumió diversos cargos de importancia: secretario de la Dirección General de Instrucción Primaria y jefe de la sección de Instrucción Rudimentaria, comisión esta última que le permitió contribuir a la transformación de los planes educativos y al impulso de una educación que favoreciera el desarrollo de las distintas zonas y grupos de la República Mexicana. De igual forma, participó en el Consejo Superior de Educación, establecido en 1902 por iniciativa de Justo Sierra, para reorganizar la instrucción pública en México con el auxilio de destacados científicos e intelectuales. Asimismo, de 1916 a 1918 fungió como jefe de Educación Pública en Yucatán, por invitación del presidente Venustiano Carranza.

Impartió las materias de Historia Patria e Historia General en la Escuela Normal de Profesores, en sustitución de Francisco del Paso y Troncoso. También fue docente en la Escuela Nacional Preparatoria e Internado Nacional. En 1911 se postuló a la gubernatura de Colima, pero perdió frente a J. Trinidad Alamillo, en una contienda muy criticada por su falta de transparencia. A fin de conocer lo concerniente a la organización escolar y las nuevas tendencias en métodos pedagógicos, viajó a Estados Unidos en 1917, mientras fungía como jefe de Educación Pública en Yucatán. Después volvió a aquel país de 1920 a 1921.

En 1919 fundó la Sociedad de Autores de México, de la cual fue presidente. En ese mismo año fue director de la Escuela Normal de Toluca. Una de sus últimas encomiendas fue la de consejero técnico de la Secretaría de Educación Pública, con José Vasconcelos al frente.

La figura de Torres Quintero es relevante en el ámbito de la educación nacional, no sólo por la publicación, en 1904, de su célebre método onomatopéyico para enseñar a leer y escribir, que se aplicó durante más de siete décadas en México y otros países latinoamericanos, sino también por su prolífica obra pedagógica, histórica y literaria.

En el campo pedagógico e histórico, Torres Quintero es autor de Cálculo mental progresivo y simultáneo de las cuatro operaciones fundamentales. Del 1 al 20. Con más de 600 problemas (niños de 6 a 7 años); La educación entre los antiguos mexicanos; La patria mexicana: elementos de historia nacional; Escritura-lectura, o sea método fácil y racional para enseñar a leer valiéndose de la lectura, libro primero, primer semestre; El criterio sobre los métodos de escritura-lectura del señor Abraham Castellanos (2 vols.); La instrucción rudimentaria en la República, estudio presentado en el Primer Congreso Científico Mexicano; Mitos aztecas: relación fabulosa de los dioses pertenecientes a los antiguos mexicanos; Leyendas antiguas mexicanas: curso de preparatoria de Historia Patria; México hacia el fin del virreinato español; Antecedentes sociológicos del pueblo mexicano; Leyendas aztecas (continuación de "Mitos aztecas"); Orientaciones y organización de las escuelas rurales, entre otros.

Como literato, Torres Quintero escribió las siguientes obras: Versos, cuentos y leyendas (1893), Cuentos y leyendas (1900), Una familia de héroes: novela didáctica para niños dedicada a hacer patria (1927), Cuentos colimotes. Descripciones, cuentos y sucedidos (1931) y La Vaquera (Memorias de un rústico). Novela mexicana (¿1931?). Tiene aún inéditos los libros Nezahualcóyotl. Narración histórica de los tiempos precolombinos y Tradiciones aztecas.

De entre sus obras publicadas, Cuentos colimotes es el más popular, pues se ha reeditado en varias ocasiones y su lectura sigue siendo vigente en diversos contextos escolares, particularmente en Colima.

En la Ciudad de México, por invitación de su mentor Altamirano, Torres Quintero participó en las sesiones del Liceo Mexicano Científico y Literario y publicó Lo que no debe hacerse (1890). Como lo documenta María de los Ángeles Rodríguez en Yo. Gregorio Torres Quintero, el colimense ingresó en 1901 a la Sociedad Literaria Cuauhtémoc y formó parte, también, de la Sociedad Antonio Alzate.

La prosa clara de Torres Quintero, de tintes líricos, denota, por un lado, el influjo del romanticismo de Victor Hugo e Ignacio Manuel Altamirano, y, por otro, su vocación formativa, a tono con el espíritu de la literatura nacional que impulsaba el propio Altamirano. A Torres Quintero le interesó describir al pueblo en sus tradiciones y leyendas, pero también en sus momentos históricos fundacionales, como la Independencia de México. El destinatario ideal de sus textos literarios era, así, el joven en edad escolar; no obstante, en su tiempo tuvo lectores de todos los perfiles.

Aunque su faceta pedagógica es la más relevante, Torres Quintero requiere ser estudiado como narrador y poeta, pues su trabajo literario revela interesantes valores artísticos: elegancia descriptiva, vivacidad en los diálogos y amenidad, que no han sido analizados por la crítica.

Cabe señalar que, por lo que se refiere a trabajos sobre Torres Quintero, dos libros resultan clave: los ya mencionados Gregorio Torres Quintero: su vida y su obra (1866-1934), de Genaro Hernández Corona, y Yo. Gregorio Torres Quintero, de María de los Ángeles Rodríguez Álvarez. En la misma línea, es importante el capítulo “Gregorio Torres Quintero (1866-1934). Ilustre maestro colimense, hombre humilde de grandeza indiscutible”, de Gregorio Macedo López, incluido como anexo en el libro ya citado de Hernández Corona. Para una revisión general de la obra del colimense, puede verse el disco compacto Qui qui ri qui no quiero flojos aquí, coordinado por Rodríguez Álvarez, el cual reúne la biografía del autor y quince obras suyas, así como comentarios de diversos estudiosos.

En su calidad de pedagogo y funcionario público, Torres Quintero ha sido ampliamente estudiado en libros de historia de la educación en México, libros monotemáticos, artículos y tesis. Sin embargo, aquí se citan únicamente los trabajos críticos relacionados con su faceta literaria, escritos ya sea de manera particular o en el marco de estudios panorámicos de la literatura colimense: “Gregorio Torres Quintero y la literatura”, de Wolfgang Vogt; Gregorio Torres Quintero: escritor, profesor y algo más…, de Mireya Noemí Villa Santana; “Prólogo” a Cuentos colimotes: descripciones, cuentos y sucedidos, en sus ediciones de 2006 y 2010, de Guillermina CuevasApuntes de literatura colimense, de Víctor Ramiro Gil Castañeda; Las imágenes arquetípicas en la narrativa colimense, de Nohemí Yesenia Zúñiga Preciado; “La tradición oral en la literatura colimense de la primera mitad del siglo xx”, de Ada Aurora SánchezLa representación de los arquetipos en "Cuentos colimotes" de Gregorio Torres Quintero, de Pastora Amezcua Rivera; “Tres indagaciones sobre Gregorio Torres Quintero”, de Carlos Ramírez Vuelvas; “Aproximaciones a Una familia de héroes de Gregorio Torres Quintero”, de Juan Carlos Recinos, y “Gregorio Torres Quintero y La Vaquera. Estudio crítico”, de Ernesto Terríquez, María de los Ángeles Rodríguez, Gloria Vergara y Ada Aurora Sánchez. Ha de apuntarse también que en el libro colectivo Y sin embargo, el volcán es bello, coordinado por Enrique Ceballos Ramos, Javier Bravo Magaña y Rosa Delia Bravo Magaña, se incluyen diversos trabajos que abordan las aportaciones literarias de Torres Quintero.

Parte de la poesía y la narrativa del escritor colimense ha sido considerada en las siguientes antologías: Antología poética colimense, de Rigoberto López Rivera; Lecturas de Colima, coordinación de Víctor Manuel Cárdenas, Guillermina Cuevas Peña y Rafael Mesina PolancoColima en letras. Antología de textos de autores colimenses, compilación de Rubén Martínez González; Colima en el camino de la literatura. Novela, cuento y poesía (1857-1992), selección, prólogo y notas de Pablo Serrano ÁlvarezLos decimonónicos. Antología poética colimense del siglo xix, prólogo y selección de Rogelio Guedea; Fragmentos de literatura colimense, selección y notas de Rubén Pérez Anguiano y Víctor Uribe Clarín; Del volcán a la mar. Capital americana de la cultura 2014, compilación de Rubén Pérez Anguiano, Esaú Hernández Vargas y Víctor Uribe Clarín, y Toda la mar: la presencia del mar en la poesía colimense (1858-1991), compilación de Verónica Zamora Barrios.

 

Bibliografía[1]

De Gregorio Torres Quintero

Alma nacional: libro infantil de lectura. 5ª ed. México, Sociedad de Edición y Librería Franco-Americana (Antigua Librería de Bouret), s.a.

Lo que no debe hacerse. Cartilla de urbanidad traducida del inglés. México, Escuela Normal de Profesores, s.a.

Mitos aztecas: relación fabulosa de los dioses pertenecientes a los antiguos mexicanos. México, Herrero Hnos., s.a.

Versos, cuentos y leyendas. Colima, edición de El Correo de Colima, Imprenta del Gobierno del Estado a cargo de F. Munguía Torres, 1893. Acervo: Archivo Histórico del Estado de Colima.

Cuentos y leyendas. Ciudad Juárez, Chihuahua, Imprenta de El Agricultor Mexicano, 1900. Acervo: Archivo Histórico del Estado de Colima.

Cálculo mental progresivo y simultáneo de las cuatro operaciones fundamentales. Del 1 al 20. Con más de 600 problemas (niños de 6 a 7 años). México, Imprenta de El Siglo XIX, 1901. Acervo: Archivo Histórico del Estado de Colima.

La educación entre los antiguos mexicanos. México, Sociedad Científica Antonio Alzate, 1901. Acervo: Archivo Histórico del Estado de Colima.

Lecturas intuitivas sobre vegetales útiles (agricultura e industria). México, Librería de la Vda. de Ch. Bouret, 1902. Acervo: Archivo Histórico del Estado de Colima.

Escritura-lectura, o sea método fácil y racional para enseñar a leer valiéndose de la lectura, libro primero, primer semestre. México, Librería de la Vda. de Ch. Bouret, 1904. Acervo: Archivo Histórico del Estado de Colima.

Lector enciclopédico mexicano No. 3. México, Librería de la Vda. de Ch. Bouret, 1904. Acervo: Archivo Histórico del Estado de Colima.

Guía metodológica para la enseñanza de la escritura-lectura en el primer año escolar. México, Librería de la Vda. de Ch. Bouret, 1905. Acervo: Archivo Histórico del Estado de Colima.

¿Letra inclinada o perpendicular?: contestación al Sr. Don Vicente Fabián Vergara. México, Tipografía El Siglo XIX, 1905.

Artículos pedagógicos del señor don Carlos A. Carrillo, Gregorio Torres Quintero junto con Daniel Delgadillo. México, Herrero Hermanos Sucesores, 1907. Acervo: Archivo Histórico del Estado de Colima.

Cómo defendió D. Abraham Castellanos su “criterio”. Contiene artículos publicados por el Sr. Castellanos en “Diario” de esta ciudad, por el Sr. profesor Gregorio Torres Quintero. México, Guerrero, Hno. y Co., Impresores, 1907. Acervo: Archivo Histórico del Estado de Colima.

El criterio sobre los métodos de escritura-lectura del señor Abraham Castellanos visto a través de la crítica. 2 vols. México, A. Carranza Impresores, 1907.

Moral e instrucción cívica por G. Ducoudray. México, Librería de la Vda. de Ch. Bouret, 1909. Acervo: Archivo Histórico del Estado de Colima.

Método onomatopéyico para enseñar a leer y escribir simultáneamente, primer cuatrimestre. México, Librería de la Vda. de Ch. Bouret, 1910. Acervo: Archivo Histórico del Estado de Colima.

Política colimense. Apuntes sobre la última campaña electoral. La revolución falseada. El actual gobierno de Colima es anticonstitucional. México, Imprenta de A. Carranza e Hijos, 1911.

La instrucción rudimentaria en la República. Estudio presentado en el Primer Congreso Científico Mexicano. México, Imprenta del Museo Nacional de Arqueología, Historia y Etnología, 1913.

Leyendas antiguas mexicanas: curso de preparatoria de Historia Patria. México, Herrero Hnos., 1914.

Política colimense. Las veleidades de Alamillo. Reflexiones sobre un folleto publicado bajo el santo nombre de ¡JUSTICIA!, por el Sr. J. Trinidad Alamillo. México, Tipografía Guerrero Hnos., 1916.

Primer libro de recitaciones aplicadas a la educación (prosa y verso). México, Librería de la Vda. de Ch. Bouret, 1917. Acervo: Archivo Histórico del Estado de Colima.

México hacia el fin del virreinato español. Antecedentes sociológicos del pueblo mexicano. México, Librería de la Vda. de Ch. Bouret, 1921. Acervo: Archivo Histórico del Estado de Colima.

La escuela por la acción y el método por proyectos. México, Talleres Gráficos de la Nación, 1925. Acervo: Archivo Histórico del Estado de Colima.

Orientaciones y organización de las escuelas rurales. México, Secretaría de Educación Pública, 1925. Acervo: Archivo Histórico del Estado de Colima.

Leyendas aztecas (continuación de "Mitos aztecas"). México, Herrero Hermanos Sucesores, 1926. Acervo: Archivo Histórico del Estado de Colima.

Fiestas y costumbres aztecas. Continuación de "Leyendas aztecas". México, Herrero Hnos., 1927.

La patria mexicana: elementos de historia nacional. Segundo ciclo. México, Herrero Hermanos Sucesores, 1927. Acervo: Archivo Histórico del Estado de Colima.

La imposición de métodos americanos de lectura en nuestras escuelas: erróneas conclusiones de la conferencia pro-lengua nacional. México, Imprenta M. León Sánchez, 1929. Acervo: Archivo Histórico del Estado de Colima.

Los métodos de lectura americanos, su inadaptabilidad al español: discusión de las resoluciones relativas a la enseñanza de la lectura en el primer año elemental aprobadas en la conferencia pro-lengua nacional en marzo 1928. México, Imprenta Labor, 1929. Acervo: Archivo Histórico del Estado de Colima.

Mi primer año, método sucesivo de lectura y escritura. Anteriormente "Método ecléctico". 3ª ed. México, Sociedad de Edición y Librería Franco-Americana (Antigua Librería de Bouret), 1929. Acervo: Archivo Histórico del Estado de Colima.

El concurso de los libros de texto. Observaciones presentadas acerca de los métodos de lectura. México, Talleres Linotipográficos Carlos Rivadeneyra, 1930. Acervo: Archivo Histórico del Estado de Colima.

Una familia de héroes. Novela didáctica para niños dedicada a hacer patria. México-París, Librería de la Vda. de Ch. Bouret, 1930. Acervo: Archivo Histórico del Estado de Colima.

Cuentos colimotes (descripciones, cuentos y sucedidos). Colima, Herrero Hnos./Universidad de Colima, 1931. Acervo: Archivo Histórico del Estado de Colima.

La Vaquera (Memorias de un rústico). Novela mexicana. Edición y estudio crítico de Ernesto Terríquez, María de los Ángeles Rodríguez, Gloria Vergara y Ada Aurora Sánchez. Colima, Secretaría de Cultura del Gobierno del Estado de Colima, 2018. Acervo: Biblioteca de Ciencias Sociales de la Universidad de Colima.

 

Bibliografía crítica

Amezcua Rivera, Pastora, La representación de los arquetipos en "Cuentos colimotes" de Gregorio Torres Quintero. Colima, Universidad de Colima, 2007 (tesis de licenciatura).

Ceballos Ramos, Enrique, Javier C. Bravo Magaña y Rosa Delia Bravo Magaña, Y sin embargo, el volcán es bello. Colima, Tierra de Letras/Archivo Histórico del Municipio de Colima, 2011.

Cuevas, Guillermina, “Prólogo” a Gregorio Torres Quintero, Cuentos colimotes: descripciones, cuentos y sucedidos. Colima, Universidad de Colima, 2006, pp. 5-6.

Gil Castañeda, Víctor Ramiro, Apuntes de literatura colimense. Colima, Gobierno del Estado de Colima, 2006.

Guedea, Rogelio (pról. y selec.), Los decimonónicos. Antología poética colimense del siglo xix. Colima, Universidad de Colima, 2001.

Hernández Corona, Genaro, Gregorio Torres Quintero: su vida y su obra (1866-1934). Colima, Universidad de Colima, 2004.

López Rivera, Rigoberto, Antología poética colimense [1965]. Colima, Universidad de Colima/Ayuntamiento del Municipio de Colima, 1991.

Martínez González, Rubén (coord.), Colima en letras. Antología de textos de autores colimenses. Colima, Secretaría de Educación Pública/Secretaría de Educación del Estado de Colima, 2000 (Libros del Rincón).

Pérez Anguiano, Rubén, y Víctor Uribe Clarín (selec. y n.), Fragmentos de literatura colimense. Colima, Secretaría de Cultura del Gobierno del Estado de Colima, 2008.

Pérez Anguiano, Rubén, Esaú Hernández Vargas y Víctor Uribe Clarín (comp.), Del volcán a la mar. Capital americana de la cultura 2014. Colima, Secretaría de Cultura del Gobierno del Estado de Colima, 2014.

Ramírez Vuelvas, Carlos, “Tres indagaciones sobre Gregorio Torres Quintero”, en José Fernando González Castolo y Enrique Ceballos Ramos (coords), Comalas de Jaliscolimán. Centenario de Juan Rulfo (1917-2017). Colima, Ayuntamiento de Zapotlán el Grande, Jalisco/ Tierra de Letras, 2017.

Recinos, Juan Carlos, “Aproximaciones a Una familia de héroes de Gregorio Torres Quintero”, Marca Piel. Revista electrónica de literatura, 2018.

Rodríguez Álvarez, María de los Ángeles (coord.), Qui qui ri qui no quiero flojos aquí. Colima, Centro Universitario de Producción de Medios Didácticos, 2004 (cd).

----, Yo, Gregorio Torres Quintero. Colima, Archivo Histórico del Municipio de Colima/Tierra de Letras, 2014.

Sánchez Peña, Ada Aurora, “La tradición oral en la literatura colimense de la primera mitad del siglo xx”, en Patrick Johansson, Gloria Vergara y José M. González Freire (coords.), Variaciones del español en México. México, Academia Mexicana de la Lengua/Praxis, 2015.

Serrano, Pablo (selec., pról. y n.), Colima en el camino de la literatura. Novela, cuento y poesía (1857-1992). México, Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, 1994 (Letras de la República).

Terríquez, Ernesto, María de los Ángeles Rodríguez, Gloria Vergara y Ada Aurora Sánchez, “Gregorio Torres Quintero y La Vaquera. Estudio crítico”, en Gregorio Torres Quintero, La Vaquera (Memorias de un rústico). Novela mexicana. Colima, Secretaría de Cultura del Gobierno del Estado de Colima, 2018.

Villa Santanta, Mireya Noemí, Gregorio Torres Quintero: escritor, profesor y algo más… Colima, Universidad de Colima, 1998 (tesis de licenciatura).

Vogt, Wolfgang, “Gregorio Torres Quintero y la literatura”, Texto Crítico, núms. 4-5 (1997), pp. 213-220.

Zamora, Verónica (comp.), Toda la mar: la presencia del mar en la poesía colimense (1858-1991). Colima, Secretaría de Cultura del Gobierno del Estado de Colima, 2016.

Zúñiga Preciado, Nohemí Yesenia, Las imágenes arquetípicas en la narrativa de Gregorio Torres Quintero. Colima, Universidad de Colima, 2010 (tesis de licenciatura).