Enciclopedia de la Literatura en México

Germán Dehesa

Nació en la Ciudad de México, el 1 de julio de 1944; muere el 2 de septiembre de 2010. Periodista, ensayista, crítico literario, actor, dramaturgo, promotor cultural, guionista de televisión. Estudió Lengua y Literatura Hispánicas en la UNAM, donde fue profesor de Literatura desde 1966. Fue profesor invitado en la Universidad de Texas, Estados Unidos. Colaborador deArquitecto, CambioCartapaciosEl Ángel del periódico Reforma, El Financiero, El NorteEspectacularEste PaísMural (Guadalajara), Novedades y Turismundo, entre otras. Colaborador en Radio Red, Radio IMER, Núcleo Radio Mil, Radio Fórmula, entre otros. Condujo el programa de televisión “La almohada”, en el C-13 y en televisión participó en el programa “El Ángel de Noche” de C-40. Autor y director teatral de las obras Monjas coronadas(1989) y Cartas a Santa Fox, y sólo director de Hedda Gable (1981). Es autor de: Pastorela para tiempos de crisis y después... actuaremos nosotros. Director de los espectáculos de La planta de LuzZedilleus y Cancionero del SurCartas a Santa Fox y Adiós milenio cruel. Premio de Periodismo Parlamentario 1998. Premio Don Quijote de Periodismo 2008, España. En 2010 fue condecorado como “Ciudadano Distinguido” de la Ciudad de México.

Estudió Ingeniería Química y Letras Hispánicas en la Universidad Nacional Autónoma de México (unam) donde fue profesor de Literatura en la Facultad de Filosofía y Letras (ffyl) desde 1966. Fue profesor invitado en la Universidad de Texas y desempeñó distintas actividades para la televisión mexicana. Escribió los guiones para los programas: “Viva el domingo”, “En busca de México”, “Con N de Nacho”, “Plaza Sésamo”, “La crisis”, “Cri Cri”, etcétera. Fue coordinador de la barra musical y de comedia del canal 7, en los años 1983-1984 y con Ángeles Mastretta condujo los programas “La Almohada” en el Canal 13 y, “El Ángel de la Noche”, en el Canal 40. Fue conductor radiofónico en Radio Red y participó en programas del Núcleo Radio Mil y Radio Fórmula. Escribió más de treinta obras dramáticas, todas representadas; dirigió las obras Gedda Gabler, de Henrik Ibsen, y Fedra, y participó como actor en varias de sus obras. Sus artículos se publicaron en la página editorial del periódico Novedades, en El Universal y en las revistas: Espectacular, Nosotros los Petroleros, Cartapacios, Arquitecto y Turismundo. Sus escritos sobre temas citadinos, políticos y socioculturales de los años noventa aparecieron en el diario Reforma, en su columna “Gaceta del Ángel” y en “Hoja por Hoja”; en El Financiero; en El Norte, de Monterrey; Mural, de Guadalajara, y en la revista Viceversa. Fue director teatral del grupo Unicornio y de la academia del mismo nombre, en la que también impartió clases; participó en la película Cilantro y perejil, en 1995, y, durante muchos años, mantuvo semanalmente un espectáculo poético musical en “La Planta de Luz”, del Centro Cultural Loreto.

Germán Dehesa Violante fue ensayista y crítico, dramaturgo, actor y promotor cultural. Sus espectáculos teatrales, programas de televisión y artículos periodísticos se distinguen por el ingenio, la gracia y la sorpresa en los temas tratados. En sus representaciones teatrales utilizó la tradicional composición conocida como pastorela, dándole una inclinación satírico-política. Mediante sus piezas muestra pasajes de nuestra historia pasada y presente. En Y después... actuaremos nosotros censura la actitud servil y despótica de algunos funcionarios. Y la nave no va presenta los arquetipos más negativos de México: el político corrupto, el guardaespaldas alcohólico, los jóvenes tecnócratas modernos y el pueblo: obreros y campesinos. Las coplas populares, textos históricos, poemas, corridos y canciones de Cancionero Mexicano recorren nuestra historia desde la época prehispánica hasta la actualidad. Los espectáculos de Germán Dehesa crean una curiosa gama de personajes y lugares como “San Juan de las Pitas”, “Tijerina”, “Don Sabás Zorrilla” y “Pifas de la Rosa”. Sus montajes no sólo fueron motivos complicados y festivos, lo fundamental estuvo en lo que provocaron y seguirán provocando: la reflexión y la cólera, y también la risa. Con sus últimos sketchesTratadeus, Zedilleus, Cardeneus y otros continuó sus sátiras políticas de abierta y fina ironía sobre los personajes de la vida política del país, como en Cartas a Santa Fox, donde cuestiona al presidente que abrió tantas esperanzas sobre el cambio político en México y sólo actuó de manera ineficiente. Sus ensayos como Fallaste corazón, ¿Cómo nos arreglamos?, y Los PRIsidentes son denuncias sobre la corrupción en México y los abusos y desatinos de los políticos mexicanos; No basta ser padre reúne sus textos escritos sobre el tema y publicados en los periódicos nacionales entre 1884 y 2001. En sus textos periodísticos destaca la crítica y la mordacidad y el fino humor.