Enciclopedia de la Literatura en México

Manuel Durán

Poeta y ensayista español de residencia prolongada en México. Autor de numerosos libros, se le ha ubicado en la generación de los "Poetas trasterrados".

Realizó los primeros estudios en una escuela italiana de Barcelona. Su padre gozó de influencia intelectual y política. Tuvo que expatriarse con su familia a Francia, donde vivió durante tres años. Estudió algunos cursos de bachillerato en Montpellier. Llegó a México en 1942 y obtuvo la nacionalidad mexicana en 1947. Concluyó el bachillerato en el Liceo Francés Mexicano. En la Universidad Nacional Autónoma de México (unam) se graduó como licenciado en Derecho en 1949 y estudió Filosofía. Con Michele Albán y Tomás Segovia dirigió la revista Hoja (1948-1949). Se dedicó a la escritura de poesía y trabajó como traductor diplomático de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (unesco), en la Organización Internacional del Trabajo (oit) y en otros organismos de las Naciones Unidas. En la Universidad de Princeton –donde fue discípulo de Américo Castro– obtuvo el doctorado en Literaturas Románicas (1953). Fue catedrático en el Smith College y, desde 1960, hasta su jubilación en 1996, en el Departamento de Español y Portugués de la Universidad de Yale, donde además fue jefe del Departamento y director de Graduate y de Undergraduate Studies. Organizó el Primer Congreso Internacional sobre la Novela Española de la Posguerra, el Segundo Congreso de Estudios Catalanes y el Simposio en el Tercer Centenario de la muerte de Calderón de la Barca. Participó en la fundación de la North American Catalan Society, de la que ha sido socio, y dirigió la revista especializada Catalan Review.

Manuel Durán Gili, poeta y crítico literario. Ha escrito más de cuarenta libros y publicado más de un centenar de artículos sobre grandes autores de la literatura universal. Sobresalen sus trabajos sobre autores clásicos españoles, como Cervantes, Quevedo, Calderón, Fray Luis de León; de poetas contemporáneos, como García Lorca y Miguel Hernández. Entre los autores de Hispanoamérica, se ha ocupado de Sor Juana Inés de la Cruz, Xavier Villaurrutia y, principalmente, de Octavio Paz. El tema central de su poesía ha sido la ciudad. Desde su primer poemario, Puente, y luego en Ciudad asediada y La paloma azul, la presencia de los objetos se destaca descubriendo el panorama citadino: autos, aviones, fábricas o puentes, motivos que aborda principalmente en endecasílabos y alejandrinos. En El lugar del hombre sus poemas giran en torno a la ciudad iberoamericana y sus limitaciones y espacios como premisas de una revelación poética. Las metáforas combinan sueño y pesadilla con claros antecedentes en la poesía surrealista. Más allá del surrealismo, existe en la obra de Manuel Durán una preocupación por el transcurrir de los hombres encerrados en sus inmensas jaulas de muros y objetos. La piedra en la mano recoge las experiencias del poeta en su vida como maestro en los Estados Unidos. En El tres es siempre mágico explora el tema de la gnosis espiritual e introduce en su poética la forma del haikai. Manuel Durán pertenece a la generación de poetas españoles trasterrados, cuyas preocupaciones originales han sido, según el propio Durán, “los temas españoles, la relación entre España e Hispanoamérica, el existencialismo, la situación del mundo de la posguerra”. Una de las revistas de esta generación fue Presencia, en la cual colaboró. Publicó artículos y ensayos sobre temas literarios en revistas como Hispania, Cuadernos Americanos, La Torre, Plural, Vuelta, entre otras. Su profundo conocimiento de la literatura y el arte occidentales se ha concretado en numerosos ensayos y artículos sobre Goya, Max Scheler y los poetas italianos.