Gladios

 

Es la primera y aún débil manifestación de algunos de los integrantes de generación que posteriormente resaltarán en las letras: Carlos Pellicer, Octavio G. Barreda, Luis Enrique Erro. Además colaboró en la creación de esta revista el músico Carlos Chávez. La oficina se instaló en la casa de los Chávez. El primer número fue lanzado en enero de 1916 y el segundo en febrero del mismo año.

Todavía bajo el influjo de los embates de la revuelta que prevalecía en el país, y animado por su juventud, el grupo de estudiantes de la Preparatoria Nacional pidió audiencia con el primer ministro revolucionario que ocupaba la antigua Secretaría de Instrucción Pública, el ingeniero Félix F. Palavicini. Éste les concedió el esperado financiamiento.

La revista tenía éxito y parecía progresar, pero no fue así: el entusiasmo de los entonces adolescentes se redujo en la práctica a dos números publicados. Su corta edad y las grandes envidas que suscitó la prometedora publicación fueron causa de que ésta desapareciera rápidamente.

En el primer número, dentro de la presentación de la sección científica, el encargado de ésta y director de la revista, Luis Enrique Erro, escribe que Gladios rechaza todo artículo con orientaciones políticas o religiosas.

Se presentan como un grupo de estudiantes jóvenes y artistas con esperanzas. Exhortan a los intelectuales mayores que ellos a agruparse a su alrededor como maestros y amigos, para colaborar en su proyecto. También a manera de manifestación de líneas político-culturales y de principios, en las páginas interiores del segundo número, Luis Enrique Erro expresa, en un artículo titulado “Las Galerías de San Carlos”, la necesidad declarada de rescatar a sus “poetas, pintores, monumentos y riquezas”, de aprovechar el momento en que surgen los poetas y los pensadores escondidos o ignorados.

El nombre de Gladios se debió a Carlos Pellicer, inspirado en los gladios o espadas de los gladiadores romanos. Incluso aparece publicado, en las páginas interiores, un poema del autor que alude al tema.

Las páginas iniciales del primer número contienen una nota preliminar que explica cada una de las secciones en cuento a sus objetivos y contenidos.

La revista tenía una sección de “Literatura” a cargo de Carlos Pellicer; una de “Música”, supervisada por Carlos Chávez; la de “Artes plásticas”, bajo la responsabilidad de Eduardo Chávez, hermano de Carlos; las secciones de “Historia” y “Bibliografía”, de Guillermo Dávila, y la de “Ciencia”, supervisada por Luis Enrique Erro.

La portada presenta un marco hecho por un dibujo adornado que encuadra el nombre de la revista, hecho con tipografía gótica. Se enlistan algunos colaboradores. Aparecen el año, fecha y número correspondientes. En la segunda de forros se publica el sumario por secciones. La revista es sobria en su interior. El primer número con más de 90 páginas, incluyó cinco gradados fuera de texto, de Jan Stika, Mateo Herrera, Saturnino Herrán y Félix Parra, adheridos en cartulina, para coleccionarse por separado.



MIEMBROS INTEGRANTES
Este visor fue inspirado por el que desarrolló E-Algorab en la Academia Mexicana de la Lengua.
OBRAS RELACIONADAS TEMÁTICA O FORMALMENTE


GLADIOS

México
Fundación: 1916
Dirección: Plaza de la Santísima 
México,  Distrito Federal

BIBLIOGRAFÍA RELACIONADA
 
 

Miembros Integrantes:
Erro, Luis Enrique
Director

Periodicidad mensual
Con ilustraciones