Enciclopedia de la Literatura en México

La guerra de Galio

Viaje a través de la noche, cruce de la historia colectiva y las íntimas catástrofes, retrato de la generación que comenzó su vida adulta en 1968, vivió la guerrilla de la década siguiente y mientras tanto llevó a cabo en México la formación de una vida intelectual y una prensa modernas, La guerra de Galio narra la vida del historiador y periodista Carlos García Vigil y de varios personajes que  la atraviesan, el efervescente Octavio Sala, director del diario La República; Paloma Samperio y los hermanos Carlos y Santiago Santoyo, habitantes de la "guerra secreta" en el México de los sesentas; el nítido profesor de historia que reconstruye la vida de su alumno y la vehemente Mercedes Biedma, marca conmovedora de Vigil.

Es también la presencia de Galio Bermúdez, breviario de sordidez y sabiduría, maestro de los sótanos de la política y a sociedad mexicanas, y uno de los personajes más inquietantes de la literatura mexicana del siglo XX.

La segunda novela de Héctor Aguilar Carmín añade a las virtudes de Morir en el Golfo -emoción, presteza, y magnetismo- una mayor densidad vital y una más compleja trama narrativa. Estamos frente a un narrador abierto y versátil. El estilo de Aguilar Camín es una forma de la felicidad, aunque la materia vital de sus personajes sea muchas veces la desgracia y la derrota. 

A la escuela de la noche y la intemperie, los personajes de Aguilar Carmín suman otra, final: los vemos arder en la escuela del tiempo, aprendemos de ellos en su hoguera de años. La hoguera que seguirá ardiendo en la memoria del lector una vez que se haya apagado la última página.
* Esta contraportada corresponde a la edición de 1991. La Enciclopedia de la literatura en Iberoamerica no se hace responsable de los contenidos y puntos de vista vertidos en ella.


“—¿Admites nuestra libertad? —dijo Sala—. Eso sí es noticia. —La libertad de La república es un hecho flagrante —dijo Galio—. Tanto, que resulta insoportable. Es el peor daño que le has podido hacer a ese periódico: hacerlo libre. No te alcanzará la vida para pagarlo. Sala sonrió de nuevo: —Lo empecé a pagar con tus folletos, querido Galio. —Mis folletos fueron un sufrimiento de papel —respondió Galio—. Lo mismo que mis matrimonios y esta casa. No estoy hablando de agravios de papel. Te estoy hablando de la verdad. Y tú lo sabes.”

* Esta contraportada corresponde a la edición de 2014. La Enciclopedia de la literatura en Iberoamerica no se hace responsable de los contenidos y puntos de vista vertidos en ella.