Enciclopedia de la Literatura en México

Querido Diego, te abraza Quiela

Angelina Beloff, exiliada, pintora incipiente, escribe desde el París de los años veintes, desde el frío y la pobreza a Diego Rivera, su compañero durante diez años, a quien no ha podido seguir en su regreso a México. Angelina Beloff escribe cartas amargas que el pintor no responde. Una mujer delicada y suave es atraída hacia una experiencia de libertad, soledad y creación en que las fuerzas faltan y hay que inventarlo todo. Es el tiempo de las vanguardias, la emancipación de las mujeres, las formas rotas: no hay modelos.

Elena Poniatowska ha recreado, en estas cartas imaginarias, el testimonio entrañable de una artista y amante en la encrucijada del tiempo nuevo. El tono suave recorta y sustenta aquí la pasión amorosa y la pasión creadora con un acento nuevo en la periodista y novelista que conocíamos: la precisión y la finura convocan en este libro brevísimo la fuerza concentrada de la pintura de caballete.

* Esta contraportada corresponde a la edición de 2003. La Enciclopedia de la literatura en México no se hace responsable de los contenidos y puntos de vista vertidos en ella.


Angelina Beloff, exiliada rusa, pintora, escribe desde la grisura, la pobreza y el frío del París de la primera posguerra a Diego Rivera, su compañero durante diez años, a quien no ha podido seguir en su regreso a México. Angelina escribe cartas amargas que el pintor, ya célebre en su tierra natal, deja sin respuesta. Elena Poniatowska ha recreado, en estas cartas imaginarias, el testimonio entrañable de una artista y amante abandonada, y con ello la saga de los tiempos idos en que los artistas eran gigantes, con todas sus virtudes y defectos. Una breve novela de gran finura.

* Esta contraportada corresponde a la edición de 2012. La Enciclopedia de la literatura en México no se hace responsable de los contenidos y puntos de vista vertidos en ella.


Octubre de 1921. Angelina Beloff, pintora rusa, exiliada en París, envía una carta tras otra a su amado Diego Rivera, su compañero desde hace diez años, que la ha dejado abandonada y se ha marchado a México sin ella. Angelina, a quien Diego se dirige con el diminituvo de Quiela, fue la primera esposa del muralista mexicano y una excelente pintora, eclipsada por el genio de su marido. Su relación, marcada por la pobreza y por la tiranía de Rivera, fue tormentosa, y la adoración de Quiela, incondicional. Brutal, ególatra, irresistible, Rivera se nos dibuja como un monstruo que hace su voluntad en el arte y el amor. «Ella me dio todo lo que una mujer puede dar a un hombre», diría Rivera. «En cambio, recibió de mí todo el dolor en el corazón y la miseria que un hombre puede causarle a una mujer.»

Elena Poniatowska, Premio Cervantes 2013, firma en Querido Diego, te abraza Quiela uno de los más conmovedores, delicados y brutales testimonios de amor y dependencia jamás escritos. Una nouvelle rescatada por Impedimenta en edición especial.

* Esta contraportada corresponde a la edición de 2014. La Enciclopedia de la literatura en México no se hace responsable de los contenidos y puntos de vista vertidos en ella.