Enciclopedia de la Literatura en México

De eso se trata : ensayos literarios

De eso se trata prosigue la senda iniciada por Juan Villoro en los ensayos de Efectos personales. El narrador convierte sus lecturas en relatos de la inteligencia. Una excepcional galería de personajes recorre estas páginas: el Casanova de las mil fugas; Goethe atrapado en la geometría del amor; Cervantes, fundador de la road novel; Rousseau, que une su destino a la arriesgada noción de autor; Klaus Mann encandilado por Mefisto; Lowry en el intoxicado paraíso de Cuernavaca; Hemingway en su ampuloso boxeo de sombra.  En clave más próxima al cronista, Villoro asiste a un seminario de Harold Bloom «sobre la originalidad en Shakespeare» y busca desandar el camino hasta el momento, casi inconcebible, en que esa música verbal fue novedosa por primera vez. El pulso del narrador se hace presente para contar las muchas vidas de Yeats, la febril errancia de Lawrence, la inagotable relación entre Borges y Bioy Casares. No podía faltar el tributo a dos autores que han marcado el certero estilo de Villoro: Onetti y Chéjov. Retratos con paisaje, muestran a un narrador sumido en la aventura de leer. Las anécdotas se suceden como en una novela y los comentarios surgen con el ingenio de una feliz tertulia. «Ensayar: leer en compañía», escribe Villoro. Un viaje dialogado con amenidad y agudeza. Un caso superior de la pasión razonada.

Juan Villoro (Ciudad de México, 1956) tiene una extraordinaria reputación como novelista, cuentista, ensayista y desde luego cronista. En Anagrama ha publicado, además del mencionado Efectos personales, las crónicas de fútbol de Dios es redondo, las novelas El testigo, Premio Herralde («Cuando ya a nadie se le ocurría ni preguntar si es posible escribir la Gran Novela Mexicana, Villoro la puso en la mesa», Álvaro Enrigue, Letras Libres), El disparo argón («Una obra maestra, una novela que ensancha los límites del sentido y ayuda a comprender la realidad dispersa de las ciudades», Diego Gándara, La Razón) y el libro de cuentos Los culpables, galardonado en Francia con el premio Antonin Artaud.

* Esta contraportada corresponde a la edición de 2008. La Enciclopedia de la literatura en Iberoamerica no se hace responsable de los contenidos y puntos de vista vertidos en ella.


De eso se trata prosigue la senda iniciada por Juan Villoro en los ensayos de Efectos personales. El narrador convierte sus lecturas en relatos de la inteligencia. Una excepcional galería de personajes recorre estas páginas: el Casanova de las mil fugas; Goethe atrapado en la geometría del amor; Cervantes, fundador de la road novel; Rousseau, que une su destino a la arriesgada noción de autor; Klaus Mann encandilado por Mefisto; Lowry en el intoxicado paraíso de Cuernavaca; Hemingway en su ampuloso boxeo de sombra.  En clave más próxima al cronista, Villoro asiste a un seminario de Harold Bloom «sobre la originalidad en Shakespeare» y busca desandar el camino hasta el momento, casi inconcebible, en que esa música verbal fue novedosa por primera vez. El pulso del narrador se hace presente para contar las muchas vidas de Yeats, la febril errancia de Lawrence, la inagotable relación entre Borges y Bioy Casares. No podía faltar el tributo a dos autores que han marcado el certero estilo de Villoro: Onetti y Chéjov. Retratos con paisaje, muestran a un narrador sumido en la aventura de leer. Las anécdotas se suceden como en una novela y los comentarios surgen con el ingenio de una feliz tertulia. «Ensayar: leer en compañía», escribe Villoro. Un viaje dialogado con amenidad y agudeza. Un caso superior de la pasión razonada.

Juan Villoro (Ciudad de México, 1956) tiene una extraordinaria reputación como novelista, cuentista, ensayista y desde luego cronista. En Anagrama ha publicado, además del mencionado Efectos personales, las crónicas de fútbol de Dios es redondo, las novelas El testigo, Premio Herralde («Cuando ya a nadie se le ocurría ni preguntar si es posible escribir la Gran Novela Mexicana, Villoro la puso en la mesa», Álvaro Enrigue, Letras Libres), El disparo argón («Una obra maestra, una novela que ensancha los límites del sentido y ayuda a comprender la realidad dispersa de las ciudades», Diego Gándara, La Razón) y el libro de cuentos Los culpables, galardonado en Francia con el premio Antonin Artaud.

* Esta contraportada corresponde a la edición de 2008. La Enciclopedia de la literatura en Iberoamerica no se hace responsable de los contenidos y puntos de vista vertidos en ella.