Enciclopedia de la Literatura en México

José Tiquet

Nació en Las Flores, municipio de Paraíso, Tabasco, el 26 de marzo de 1928; murió en la Ciudad de México el 9 de julio de 2006. Poeta. Estudió Derecho y Filosofía en la Universidad Nacional. Director fundador de Vamos. Colaborador de Diario de Tabasco, El Gráfico, El Nacional, El Universal, Expresión, Impacto, Novedades, Presente, Rumbo Nuevo, y Vamos.

Realizó sus primeros estudios en su estado y en la Ciudad de México estudió en la Escuela Nacional Preparatoria de San Ildefonso, Derecho y Filosofía y Letras en la Universidad Nacional Autónoma de México (unam). Inició su carrera periodística en El Universal y en El Universal Gráfico como reportero y columnista político y continuó en la revista Impacto. Fundó y dirigió la revista Veamos. Sus poemas y ensayos sobre literatura aparecieron en los suplementos culturales “Revista Mexicana de Cultura”, de El Nacional; “México en la Cultura”, de Novedades; “Diorama de la Cultura”, de Excelsior, y en la revista Albatros. Ha sido director y subdirector de prensa en la Secretaría de Turismo y Procuraduría General de la República; secretario de prensa del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional (pri) en Tabasco; funcionario del Instituto Nacional de Bellas Artes (inba) como jefe de Teatro y Espectáculos y secretario del director general en 1970. Se le ofrecieron homenajes en la Ciudad de México y en ciudades del interior del país con motivo de su actividad poética. Ha sido asesor de la Dirección de la Coordinación Política con Entidades Federativas y Municipios de la Secretaría de Gobernación.

José Tiquet, poeta y ensayista. En su obra lírica refleja la atmósfera sureña de Tabasco. Nuestra voz, Sangre de lejanía y Marzo de labriego, describen el fuerte colorido del paisaje que aprehendió en la infancia: verde, húmedo, con música de pájaros y el misterio de la selva cerrada con ríos surcando las cañadas; el uso del soneto en Marzo de labriego y un tono intimista en casi toda su expresión poética, está impregnada de sentimientos de tristeza, de dolor resignado, de soledad y de amor. Algunos de sus poemas pueden catalogarse de corte social, como “Canto a México”, donde Tiquet canta a la patria desolada y triste y a las durezas diarias del pueblo.