Túmulo imperial a las exequias del invictísimo Carlos V



1 Humberto Maldonado Macías. “Poesía de fiestas y solemnidades”, en Historia de la literatura mexicana, coords. B. Garza Cuarón y G. Baudot, México, Siglo XXI-Universidad Nacional Autónoma de México, 1996, t. I- p. 470.

2 Vigil, José María. Reseña histórica de la literatura mexicana, México s.e. 1909, p. 225.

Historia de la poesía hispano-americana, Madrid, Librería General de Victoriano Suárez, 1911. T- I, p. 26.

4 Ya Vigil (op. cit., p. 27) hace notar la desigual calidad literaria de los textos castellanos, lo que obliga a suponer diferentes autorías.

5 Poetas novohispano. Primer siglo (1942), México, Universidad Nacional Autónoma de México, 1964, pp- 3-4.

6 J. M. Vigil, op. cit., p. 227, por la semejanza que él encuentra entre estos sonetos y alguno de González de Eslava (quizás Vigil se refiriera a la forma dialogada —tan de Eslava— que presentan tres de estos cuatro sonetos), sugiere esta otra probable autoría. Al respeto Amado Alonso comenta: “El único soneto de Eslava con que tiene semejanza es el dedicado al doctor Farfán «—¿Dó vas, Enfermedad?— Voy desterrada». Pero el punto de semejanza —diálogo entre abstracciones— era un artificio literario de la época. Sin embargo, no se puede desechar del todo la sospecha de Vigil” (“Biografía de Fernán González de Eslava”, Revista de Filología Hispánica, 2. 1940, p. 291).

7 Cf. la biografía que presenta García Icazbalceta, Joaquín. Bibliografía mexicana del siglo XVI, nueva ed. por A. Millares Carlo, México, Fondo de Cultura Económica, 1954, p. 116.

8 Millares Carlo en nota a García Icazbalceta, JoaquÍn, Bibliografía mexicana del siglo XVI, nueva ed.  por A. Millares Carlo, México, Fondo de Cultura Económica, 1954, p. 116. 

9 Un rasgo más atribuible a González de Eslava que al latinista Cervantes de Salazar. 



| .. -->

El día de san Andrés de 1559 se celebraron en la capilla de San José de los Naturales las exequias en honor al emperador Carlos V. Se erigió un túmulo muy suntuoso:

 

Durante los tres meses que tardó la edificación de ese monumento luctuoso, intervienen en el proyecto las más diversas personalidades de la colonia: el arquitecto Claudio de Arciniega, autor de la traza original del conjunto; el regidor —Bernardino de Albornoz, alcaide  las ataranzas y encargado de la realización material de esa obra, y, naturalmente, el maestro Francisco Cervantes de Salazar, cronista oficial del evento y poeta al que se hallan atribuidos los sonetos castellanos, los epitafios latinos y las octavas rimas que figuraban en el cuerpo de aquel mausoleo efímero.Humberto Maldonado Macías. “Poesía de fiestas y solemnidades”, en Historia de la literatura mexicana, coords. B. Garza Cuarón y G. Baudot, México, Siglo XXI-Universidad Nacional Autónoma de México, 1996, t. I- p. 470.

En efecto, fue Francisco Cervantes de Salazar el encargado de elaborar la descripción en su obra: Túmulo imperial a las exequias del invictísmo Carlos V (México, 1560). Esta relación constituye una rica fuente de información de la más antigua poesía novohispana. La profusión de inscripciones, tanto latinas como castellanas, que lo decoran —como bien asienta José María VigilReseña histórica de la literatura mexicana, ed. cit., p. 225. es una muestra de que en Nueva España la poesía contaba ya con entendidos cultivadores, principalmente avecindados aquí, aunque poco a poco empezarían a despuntar los primeros criollos. “Lo único que importa advertir —escribe Marcelino Menéndez Pelayo—Historia de la poesía hispano-americana, Madrid, Librería General de Victoriano Suárez, 1911. T- I, p. 26. es que los pocos versos castellanos del Túmulo son todos de la escuela italiana […] Se ve que los humanistas del Nuevo Mundo no andaban rezagados, y que recibieron pronto las novedades literarias que por vía de Italia se habían comunicado a nuestros ingenios”.

Cervantes de Salazar no da los nombres de los poetas participantes. Según Menéndez Pelayo (loc. cit.), como no elogia las composiciones, podría ser él mismo el autor. Se ha supuesto, con cierto fundamento, que el autor de la parte latina fue Cervantes de Salazar. No se sabe si también su ingenio está tras los poemas castellanos.Ya Vigil (.op. cit., p. 27) hace notar la desigual calidad literaria de los textos castellanos, lo que obliga a suponer diferentes autorías. Méndez PlancartePoetas novohispano. Primer siglo (1942), México, Universidad Nacional Autónoma de México, 1964, pp- 3-4. incluye en su antología tres de los cuatro sonetos que figuraban en las primeras cuatro columnas y mantiene ciertas reservas en relación con las supuesta autoría de Cervantes de Salazar.J. M. Vigil, op. cit., p. 227, por la semejanza que él encuentra entre estos sonetos y alguno de González de Eslava (quizás Vigil se refiriera a la forma dialogada —tan de Eslava— que presentan tres de estos cuatro sonetos), sugiere esta otra probable autoría. Al respeto Amado Alonso comenta: “El único soneto de Eslava con que tiene semejanza es el dedicado al doctor Farfán «—¿Dó vas, Enfermedad?— Voy desterrada». Pero el punto de semejanza —diálogo entre abstracciones— era un artificio literario de la época. Sin embargo, no se puede desechar del todo la sospecha de Vigil” (“Biografía de Fernán González de Eslava”, Revista de Filología Hispánica, 2. 1940, p. 291)

Francisco Cervantes de Salazar nació en Toledo hacia 1513-1514. Llegó a Nueva España por los años 1550-1551. De un pasaje de sus Diálogos se deduce que en un principio se dedicó a enseñar gramática latina en una escuela particular. Una vez creada la Real y Pontificia Universidad de México (1553) en esta misma institución estudió artes y teología y obtuvo la cátedra de retórica que conservó hasta 1557. Para 1554 ya se había ordenado sacerdote y parece que hacia 1566 se gradúo en teología.Cf. la biografía que presenta García Icazbalceta (op. cit., p. 116). Fue rector de la Universidad de 1567 a 1568 y luego de 1573 a 1574. En 1558, obtuvo el cargo de cronista de la ciudad de México y en 1571 fue nombrado consultor del Santo Oficio. Murió en Nueva España el 14 de noviembre de 1575.Millares Carlo en nota a García Icazbalceta (op. cit., p. 116).

Sea quien sea el autor de estas composiciones, su obra es una de las primeras muestras poéticas del mundo novohispano. Los sonetos y las octavas son de buena factura; demuestran soltura en la versificación e incluso, a pesar del fasto y solemnidad de la fiesta a la que están dedicados, cierta naturalidad:Un rasgo más atribuible a González de Eslava que al latinista Cervantes de Salazar. definitivamente revelan un autor con oficio.



1 Humberto Maldonado Macías. “Poesía de fiestas y solemnidades”, en Historia de la literatura mexicana, coords. B. Garza Cuarón y G. Baudot, México, Siglo XXI-Universidad Nacional Autónoma de México, 1996, t. I- p. 470.

2 Vigil, José María. Reseña histórica de la literatura mexicana, México s.e. 1909, p. 225.

Historia de la poesía hispano-americana, Madrid, Librería General de Victoriano Suárez, 1911. T- I, p. 26.

4 Ya Vigil (op. cit., p. 27) hace notar la desigual calidad literaria de los textos castellanos, lo que obliga a suponer diferentes autorías.

5 Poetas novohispano. Primer siglo (1942), México, Universidad Nacional Autónoma de México, 1964, pp- 3-4.

6 J. M. Vigil, op. cit., p. 227, por la semejanza que él encuentra entre estos sonetos y alguno de González de Eslava (quizás Vigil se refiriera a la forma dialogada —tan de Eslava— que presentan tres de estos cuatro sonetos), sugiere esta otra probable autoría. Al respeto Amado Alonso comenta: “El único soneto de Eslava con que tiene semejanza es el dedicado al doctor Farfán «—¿Dó vas, Enfermedad?— Voy desterrada». Pero el punto de semejanza —diálogo entre abstracciones— era un artificio literario de la época. Sin embargo, no se puede desechar del todo la sospecha de Vigil” (“Biografía de Fernán González de Eslava”, Revista de Filología Hispánica, 2. 1940, p. 291).

7 Cf. la biografía que presenta García Icazbalceta, Joaquín. Bibliografía mexicana del siglo XVI, nueva ed. por A. Millares Carlo, México, Fondo de Cultura Económica, 1954, p. 116.

8 Millares Carlo en nota a García Icazbalceta, JoaquÍn, Bibliografía mexicana del siglo XVI, nueva ed.  por A. Millares Carlo, México, Fondo de Cultura Económica, 1954, p. 116. 

9 Un rasgo más atribuible a González de Eslava que al latinista Cervantes de Salazar. 





* El texto de esta contraportada corresponde a la edición de 1560. La Enciclopedia de la Literatura en México no se hace responsable de los contenidos y puntos de vista vertidos en él.




MATERIAS RELACIONADAS

OBRAS RELACIONADAS TEMÁTICA O FORMALMENTE

  • La fiesta de las reliquias
    Poesía -
    Nueva España
    1578
    En noviembre de 1578, la Compañía de Jesús organizó una de las fiestas públicas más notables del siglo XVI novohispano. El motivo fue la llegada de un conjunto de reliquias,  enviadas por Gregorio XIII a México, bajo la custodia de los jesuitas. Como era lo usual, para esta celebración se mandó construir arcos triunfales y se convocó a un certamen poético: No es exagerado decir que la poesía fue la reina de la fiesta de las reliquias: todo se inició con la procl...
  • Relación historiada de las exequias funerales de la majestad del rey don Filipo II, nuestro señor
    Ribera Flores, Dionisio
    Poesía -
    México
    1599
    Relación de los festejos ofrecidos por el tribunal del Santo Oficio a la muerte de Felipe II  (1599). El autor es Dionisio de Ribera Flores , de quien dice Jerónimo de Herrera en el “Prólogo”: Entre los que más han florecido en nuestros tiempos con felice ingenio y todo género de buenas letras, es uno el doctor Dionisio de Ribera Flórez, canónigo de la catedral de México, consultor del Santo Officio desta Nueva España, a quien el licenciado don Alonso de Peralta,...
  • Poesía novohispana. Antología. Tomo I
    Vv. aa.
    Poesía -
    México, D.F.
    El Colegio de México / Fundación para las Letras Mexicanas
    2010
    Entre 1942 y 1945 la Universidad Nacional Autónoma de México publicó los tres tomos de Poetas novohispanos , recopilación de la poesía virreinal de los siglos XVI y XVII, hecha por el inolvidable Alfonso Méndez Plancarte . Por más de 50 años, este trabajo pionero ha sido la única fuente de textos y noticias para los estudiosos de la literatura novohispana. Se hacía ya muy necesaria otra revisión de los archivos que renovara, enriqueciera y complementara el material presentado por M...

Lugar de edición: México
Editorial:
Año de edición: 1560
Categoría(s):
Poesía - Libros individuales

BIBLIOGRAFÍA RELACIONADA