Enciclopedia de la Literatura en México

Toda la sangre

En el siglo XIX, la capital de la Nueva España tiembla ante un monolito desenterrado por accidente, representación de la diosa azteca de la muerte. Casi tres siglos antes, la gran Tenochtitlán fue asolada y la Colonia construida sobre ruinas. Fuerzas ocultas se empeñan en traer al presente esta herencia de sangre y destrucción, y es así como la Ciudad de México actual se ve asolada por un demente que recrea antiguos ritos prehispánicos en sus asesinatos.

Casasola, reportero del Semanario Sensacional, debe investigar el caso de los corazones humanos encontrados en el Museo del Templo Mayor. Elisa Matos, arqueóloga, rehén de una vida amorosa impulsiva y caótica, se convierte en aliada indispensable durante sus pesquisas, pero también en el objeto de sus deseos.

Dioses desterrados que se niegan a morir, personajes empeñados en entender un pasado enigmático y lejano, autoridades que sospechan de todos. Esta novela reúne elementos históricos, policíacos y fantásticos para entregarnos una trama que avanza in crescendo, un thriller pleno de emoción y sorpresas.

Desde su primer libro, Bernardo Esquinca dejó claras sus tareas narrativas: sorprendernos con su forma de renovar los subgéneros, aterrarnos con sus pesadillas, pero, sobre todo, fascinarnos con la alta calidad de su escritura. 

Bernardo Esquinca nació en Guadalajara, en 1972. Autor de las novelas Belleza roja (2005), Los escritores invisibles (2009) y La octava plaga (2011), y de los volúmenes de cuentos Los niños de paja (Almadía, 2008) y Demonia (Almadía, 2012). Junto a Vicente Quirarte, realizó la antología Ciudad fantasma (Almadía, 2013). Vive en la Ciudad de México y es vecino de las ruinas del Templo Mayor.

* Esta contraportada corresponde a la edición de 2013. La Enciclopedia de la literatura en México no se hace responsable de los contenidos y puntos de vista vertidos en ella.


«La pluma de Bernardo Esquinca nos lleva a vivencias extraordinarias. Su lectura nos atrapa de manera al que no podemos escapar a la presencia del tiempo real o irreal»

Eduardo Matos Moctezuma

«Bernardo Esquinca traza una prosa afilada y certera: erudición asimilada naturalmente, acción en creciente intensidad; en Toda la sangre cada palabra es imprescendible para la alteración de los sentidos»

Vicente Quirarte

En el siglo XIX, la capital de la Nueva España tiembla ante un monolito desenterrado por accidente, representación de la diosa azteca de la muerte. Casi tres siglos antes, la gran Tenochtitlán fue asolada y la Colonia construida sobre ruinas. Fuerzas ocultas se empeñan en traer al presente esta herencia de sangre y destrucción, y es así como la Ciudad de México actual se ve asolada por un demente que recrea antiguos ritos prehispánicos en sus asesinatos.

Casasola, reportero del Semanario Sensacional, debe investigar el caso de los corazones humanos encontrados en el Museo del Templo Mayor. Elisa Matos, arqueóloga, rehén de una vida amorosa impulsiva y caótica, se convierte en aliada indispensable durante sus pesquisas, pero también en el objeto de sus deseos.

Dioses desterrados que se niegan a morir, personajes empeñados en entender un pasado enigmático y lejano, autoridades que sospechan de todos. Esta novela reúne elementos históricos, policíacos y fantásticos para entregarnos una trama que avanza in crescendo, un thriller pleno de emoción y sorpresas.

* Esta contraportada corresponde a la edición de 2017. La Enciclopedia de la literatura en México no se hace responsable de los contenidos y puntos de vista vertidos en ella.