Enciclopedia de la Literatura en México

Dormir con ustedes

No, no, el cuerpo es sólido,

resistente, y a pesar de eso

Arón

había encontrado la manera de vencerlo y estaba muerto.

Muerto y yo vivo.



Fue culpa de la foto y para

ser más específicos, también

culpa de la psicología el que

surgiera en mí una necesidad

de dominar con mis amigos,

tan fuerte que me empujó a

mentir para lograrlo.

* Esta contraportada corresponde a la edición de 2016. La Enciclopedia de la literatura en Iberoamerica no se hace responsable de los contenidos y puntos de vista vertidos en ella.