Enciclopedia de la Literatura en México

Grano de sal y otros cristales

Grano de sal apareció originalmente en una serie de artículos que merecieron de inmediato el homenaje de una edición manuscrita, iluminada e ilustrada por Andrea Fuentes. Poco tiempo después (y ya en compañía del El cocinero práctico, recetario formulado por el bisabuelo materno del autor, Juan E. Morán, en San Gabriel, Jalisco, en 1883), el libro fue recogido en una edición limitada para la bibliófilos por Breve Fondo Editorial. La edición fue saludada jubilosamente por la crítica y a los pocos meses de su salida no quedaba un ejemplar disponible de este Grano de sal, ya clásico a pesar de su juventud, que ahora Planeta recoge en su alacena para satisfacer la demanda de los apetitos lectores.

“Grano de sal es un festín optimismo, de amor a la vida, de buen humor, de excelente prosa y de inteligencia [. . .] Leer el libro de Adolfo fue como si me hubiera colocado una compresa de yerbabuena perfumada y fresca sobre los ojos.”

Soledad Loaeza.

“El más reciente libro de Adolfo Castañón es la minimalia de sus sabores gastronómicos, forma altísima de cultura cuyo dominio es otra de las preocupaciones electivas del ensayista y editor.”

Cristopher Domínguez Michael.

Adolfo Castañón (D.F., 1952). Es traductor de George Steiner, entre otros; ensayista: Arbitrarios de la literatura mexicana. Por el país de Montaigne; poeta: La otra meno del tañedor; narrador: La batalla perdurable; y editor.

* Esta contraportada corresponde a la edición de 2000. La Enciclopedia de la literatura en Iberoamerica no se hace responsable de los contenidos y puntos de vista vertidos en ella.


Una de las primeras virtudes, y muy noble, por cierto de Grano de sal es justamente la riqueza del vocabulario, la frescura de las imágenes, la fuerza de las evocaciones de sabores, olores y texturas, que son la verdadera materia de este recetario. De manera que este libro, así de pequeño y modesto como se ve es un tesorito de sensaciones. Leerlo es encontrarse de repente en el mundo cálido de la cocina grande y espaciosa que debe haber sido la de Juan E. Morán, bisabuelo del autor, al menos así la imagino, donde se preparaban sopas de harina de tortilla y pollo o jocoque. Asimismo descubrimos la fórmula del tapado de gallina, de las patas de puerco en rancho y de los pichones en caldillo de pechuga. Antes de llegar allí, Castañón nos ha abierto el apetito con una docena de disquisiciones que ponen al descubierto una gran cantidad de secretos y enseñanzas que encierran nuestros hábitos gastronómicos, nuestras preferencias mecánicas, los gustos inesperados, los saboreos irreflexivos que pueblan y enriquecen nuestros días. Castañón nos hace pensar en el grano de sal que la comida le pone a la vida.


Soledad Loaeza

* Esta contraportada corresponde a la edición de 2009. La Enciclopedia de la literatura en Iberoamerica no se hace responsable de los contenidos y puntos de vista vertidos en ella.


En "Grano de sal y otros cristales" convive una alacena singular: curiosas reflexiones sobre la cocina mexicana, así como sus similitudes y contrastes con la francesa; entretenidas crónicas gastronómicas del autor, a su paso por el país que vio nacer a Montesquieu; y con sazón nerudiano, placenteros homenajes a varios alimentos, platillos y usos y costumbres alrededor del fogón. También, cuenta con un recetario del siglo XIX, heredado al autor por sus bisabuelos maternos, y una serie de menús, poemas, traducciones, saludos, y una mina de refranes que aderezan las páginas de este libro.

* Esta contraportada corresponde a la edición de 2017. La Enciclopedia de la literatura en Iberoamerica no se hace responsable de los contenidos y puntos de vista vertidos en ella.